Contacta con nosotros

Llámanos

Atenderemos todas tus consultas

¿Quieres conocer más sobre nuestra propuesta?

Encurtidos: qué son y cómo prepararlos.

Última modificación:

Los encurtidos, también conocidos como alimentos en conserva, son una deliciosa forma de preservar una amplia variedad de vegetales, como frutas, verduras y hortalizas, mediante la inmersión en una solución de sal o vinagre. Esta técnica tradicional permite que los alimentos fermenten por sí solos o mediante la adición de bacterias alimentarias beneficiosas. Entre los alimentos más comunes a la hora de preparar encurtidos destacan el pepino, calabacín, aceitunas, rábano, tomates, brócoli, zanahoria, cebolla, ajo.


Al fermentar, los encurtidos experimentan una disminución del pH y un aumento en la acidez, lo cual es esencial para prolongar su vida útil durante períodos prolongados, que pueden abarcar desde varios meses hasta incluso años. Esta característica de conservación los convierte en una excelente opción para disfrutar de productos frescos durante todo el año, especialmente cuando ciertos alimentos están fuera de temporada.


Además de su función práctica como método de conservación, los encurtidos también brindan beneficios para la salud. Durante el proceso de fermentación, se generan probióticos, microorganismos vivos que promueven una flora intestinal saludable y contribuyen a fortalecer el sistema inmunológico.

Tipos de encurtidos

El encurtido elaborado mediante el proceso de salmuera se realiza con fermentación. En estos casos lo ideal es obtener el sabor básicamente a cargo de las bacterias ácido lácticas. Se prepara la mezcla de salmuera con agua y sal o solo con agua. No se realiza la cocción porque no interesa matar a los microorganismos que se encargan del proceso de fermentación.

El encurtido elaborado mediante acidificación directa se puede preparar con una mezcla de vinagre, agua y especias sin necesidad de someterla a un proceso de fermentación. En ambas opciones, el objetivo es evitar la proliferación de microorganismos y ralentizar la actividad enzimática interna de los alimentos, evitando así su descomposición.

Beneficios de los encurtidos

  1. Ricos en probióticos: Los encurtidos contienen microorganismos beneficiosos que promueven una flora intestinal saludable, esencial para una óptima salud.
  2. Favorecen la digestión: Gracias a sus enzimas digestivas, los encurtidos ayudan a prevenir problemas como gases, hinchazón y estreñimiento, mejorando el funcionamiento digestivo.
  3. Refuerzan el sistema inmunológico: Los encurtidos son una fuente de vitamina C y ácido fólico, nutrientes esenciales que fortalecen nuestras células y nos protegen contra enfermedades, manteniendo el sistema inmunológico en buen estado.
  4. Efecto saciante: Los encurtidos son ideales para consumir entre comidas, ya que generan sensación de saciedad. Además, reducen la absorción de grasa, lo que los convierte en una opción favorable para aquellos que desean perder peso.
  5. Reducen el deseo de consumir azúcar: Los encurtidos, especialmente aquellos que no contienen azúcares añadidos, ayudan a disminuir los antojos de dulces y la ingesta de azúcar refinado.
  6. Aliados de los antibióticos: Algunos encurtidos contienen sustancias naturales que ayudan a combatir las bacterias en nuestro cuerpo, lo que los convierte en un complemento beneficioso para el tratamiento con antibióticos. Sin embargo, no se deben sustituir los antibióticos por los encurtidos.
  7. Ayudan a la producción de bilis: Los encurtidos pueden ser beneficiosos para la vesícula, ya que estimulan la producción de bilis, un líquido necesario para la digestión de las grasas.

¿Cómo preparar cebolla encurtida?

Ingredientes

  • Cebolla. Puede ser de la variedad que prefieras, pero es mejor optar por una morada, ya que nos aportara un toque de morado más intenso y atractivo visualmente.
  • Agua. Permitirá realizar la solución con el vinagre. Es importante recordar que utilizaremos la misma proporción de agua que de vinagre.
  • Vinagre. En este caso, usaremos vinagre de manzana, pero puedes utilizar de vino blanco o de arroz.
  • Sal. Sirve para aportarle el toque de sazón.
  • Azúcar. Es un ingrediente opcional. Ayuda a dar un mejor resultado al contrastarlo con el resto de los sabores.
  • Ajo. El mejor aliado a la hora de preparar encurtidos.
  • Guindilla. También es opcional, pero es ideal para darle un toque picante.
  • Aromatizantes. Granos de pimienta, romero, tomillo, hojas de laurel, clavo, cardamomo…

Preparación

  1. Corta la cebolla lo más fina posible y separa las capas para obtener una mejor absorción de la solución de vinagre y, así, potenciar el color del encurtido. Para que los cortes queden más uniformes, puedes usar una mandolina. Una vez cortada, colócala en un tarro de cristal con tapa hermética.
  2. En una olla, pon a hervir agua. Cuando haya hervido, vierte la misma cantidad de agua hervida y de vinagre al tarro de la cebolla. También añade los ingredientes aromatizantes, el azúcar, el ajo y la sal.
  3. Cierra el tarro y agítalo con energía para integrar bien todos los ingredientes.
  4. Deja que se enfríe el tarro a temperatura ambiente y conserva en la nevera durante un mes aproximadamente.

En qué platos añadir cebolla encurtida

  • Tacos: Un clásico imprescindible donde la cebolla encurtida añade ese toque ácido y crujiente que complementa perfectamente los sabores del relleno.
  • Ensaladas o pokes: La cebolla encurtida agrega un gran contraste de color y sabor a estas preparaciones frescas, brindando un toque diferente.
  • Tostadas: Prueba combinar una base de aguacate y queso fresco con cebolla encurtida, logrando una explosión de sabores y texturas que harán de tus tostadas una experiencia única.
  • Bocadillos o hamburguesas: Dile adiós a la cebolla cruda y añade cebolla encurtida a tus bocadillos o hamburguesas. Le dará un sabor agridulce y una textura increíble.
  • Pan Bao: Al igual que en los tacos, la cebolla encurtida sorprenderá tus papilas gustativas en combinación con otros ingredientes, creando una explosión de sabores en cada bocado.
  • Pinchos: Para lograr una presentación visualmente atractiva, la cebolla encurtida es perfecta. ¡Además del sabor!

En resumen, los encurtidos son una técnica milenaria que permite conservar y disfrutar de una amplia variedad de vegetales durante largos períodos. Su sabor único y los beneficios para la salud que aportan los convierten en una elección inteligente para enriquecer nuestra alimentación y deleitar nuestro paladar.

cross