Contacta con nosotros

Llámanos

Atenderemos todas tus consultas

¿Quieres conocer más sobre nuestra propuesta?

Cinco técnicas de rebozados para lograr la perfección crujiente en tus platos

Última modificación:

¿Hay algo más tentador que el sonido de un buen crujiente al morder? El rebozado es el secreto que hay detrás y aquí te presentamos cinco técnicas que podrás aplicar a cualquiera de tus platos.

Rebozado tradicional: La clásica textura crujiente

El rebozado tradicional es un arte que combina capas de harina, huevo batido y pan rallado para crear esa textura dorada y crujiente que a todos nos gusta. El resultado: un exterior que contrasta perfectamente con la jugosidad del interior de cada alimento. Para lograr este rebozado:

  1. Cubre el alimento con harina para crear una base seca.
  2. Sumérgelo en huevo batido para proporcionar adherencia.
  3. Finaliza pasando el alimento por el pan rallado para obtener el crujiente.

Panko: Crujiente al estilo japonés

El panko, el pan rallado japonés, es conocido por su textura más gruesa y crujiente. El proceso de rebozado se asemeja al empleado en el rebozado tradicional, te contamos la técnica:

  1. Cubre el alimento con harina para garantizar una base seca.
  2. Sumerge en huevo batido para asegurar la adherencia.
  3. Presiona firmemente el panko sobre el alimento, asegurándote de que esté bien cubierto.

Rebozado tempura: Ligereza y sabor resaltado

La tempura es otra técnica de fritura japonesa conocida por su textura delicada y por realzar los sabores naturales de los ingredientes. Para lograrlo:

  1. Mezcla harina de trigo y agua fría hasta obtener una masa ligeramente grumosa.
  2. Asegúrate de que tanto los ingredientes como la mezcla de tempura estén bien fríos.
  3. Sumerge los ingredientes en la masa de tempura justo antes de freírlos.

Rebozado cornflakes: Un crujiente de cereales

Esta técnica implica utilizar cereales de maíz triturados en lugar del pan rallado tradicional, lo que resulta en una textura muy crujiente y un sabor distintivo. Aquí te explicamos cómo lograrlo:

  1. Tritura los cornflakes en pedazos pequeños y uniformes, ya sea con un procesador de alimentos o metiéndolos en una bolsa y aplastándolos.
  2. Cubre el alimento con harina.
  3. Sumérgelo en huevo batido para garantizar adherencia.
  4. Pasa el alimento por los cornflakes previamente triturados, asegurándote de que esté completamente cubierto.

Rebozado American Crispy: El toque especiado

¿Eres un fanático de la comida americana? Sigue leyendo porque este rebozado te interesa.

  1. Combina pan rallado, harina y condimentos como ajo en polvo, paprika y pimienta.
  2. Sumerge los alimentos en huevo batido y luego en la mezcla de pan rallado condimentado.

En conclusión, la elección del rebozado puede hace que tus platos sean realmente irresistibles. Experimenta con estas técnicas y encuentra la que mejor se adapte a tus preferencias y platos favoritos. Ponte el delantal, ¡y a freír!

cross